4 de julio de 2012

magdalenas de caramelo salado


El caramelo salado es un clásico de la cocina bretona.
Su nombre es Caramel au beurre salé au sel de Guérande.
Para su elaboración, los franceses utilizan una mantequilla con sal marina que incorpora pequeñas escamas. Se trata de una delicatessen muy en boga para todo tipo de preparaciones. Los macarons de Pierre Hermé rellenos de caramelo salado son una auténtica delicia.



Y estas magdalenas tan sencillas y rápidas son otra delicia.
Si no se dispone de auténtica mantequilla francesa con escamas de sal, podemos incorporar una pizca de sal Maldon a nuestra mantequilla y acercarnos así al sabor original.
Una buena nata densa y el toque salado, convertirán estos simples bollos es una exquisitez.



Para su elaboración necesitamos,

- 150 gr de harina.
- Una cucharadita de levadura.
- 2 huevos medianos.
- 100 ml de leche.
- 40 gr de almendra bien molida.
- 120 gr de azúcar, 80 gr de mantequilla salada y 50 ml de nata líquida para montar, para el caramelo.

Preparar el caramelo poniendo a calentar el azúcar en una sartén antiadherente. Calentar la nata sin que llegue a hervir. Cuando el azúcar comience a dorar, añadir la nata poco a poco batiendo muy bien y añadir la mantequilla salada sin dejar de mover la mezcla.
Se conseguirá una textura muy cremosa. Dejar enfriar.
Batir bien los huevos con la leche, añadir la harina tamizada con la levadura, incorporar la almendra y batir bien. Añadir por último el caramelo y mezclar.
Verter en las cápsulas de magdalena y cocer en horno precalentado a 190º unos 25-30 mn.
Dejar enfriar.



78 comentarios:

  1. El caramelo seguro que le da un punto exquisito. Bs. Oli de ENTREBARRANCOS

    ResponderEliminar
  2. Isabel esto si que, al menos para mi, es totalmente diferente tienen un aspecto realmente delicioso...me encantaría probarlos y a mismo....beeeso

    ResponderEliminar
  3. Que buenos... Ese toque salado tiene que enfatizar aun más el sabor. Menudo descubrimiento me acabas de enseñar. Besos!

    ResponderEliminar
  4. yo nunca he probado ese caramelo salado pero seguro que me encantaría, igual que esos macarons que dices, aquí en santander no veo macarons en casi ningún sitio, que tampoco es que sean mi dulce favorito pero bueno, por recordarlos jajaaj ;) vivan estas magdalenas!

    ResponderEliminar
  5. en cuanto he abierto la entrada y he visto la primera foto, casi le doy bocado a la pantalla madre mía que pinta y las fotos salen con tanta calidad que parece que lo pueda coger, un saludo y gracias por la receta

    ResponderEliminar
  6. que rico, ahora me pica la curiosidad de saber cómo estará esa mantequilla con sal marina :)

    ResponderEliminar
  7. A estas horas desayunando estoy intentando coger la magdalena ...PERO SE ME RESISTE ...JEJEJE . Descubrí el caramelo salado en una salsa que hice para el chescake de platano es la salsa que se le echa por encima , tambien es una receta francesa fantastica . Estas magdalenas son una belleza y el envoltorio una cucada.FELIZ DIA ..POR AQUI SEGUIMOS CON LLUVIA ufffff .BESOS

    ResponderEliminar
  8. Isabel, no hay dia que no me sorprendas, cada vez aprendo algo nuevo contigo. Ya el hecho de ser salado un caramelo me resulta contradictorio, pero muy sugerente. Alguna vez he utilizado mantequilla con sal en algunos postres por equivocación, y la verdad es que el sabor no me ha "chirriado". Besitos.

    ResponderEliminar
  9. Todo lo que sea magdalenas pues me encanta.

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Esa mantequilla francesa la he probado allá este fin de semana, qué delicia.
    Se ven muy ricas estas magdalenas. Adoro los contrastes.
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. desde luego Isabel tu imaginación y conocimientos son una bomba!!!!!!!!!! el aspecto es de morir, bsss

    ResponderEliminar
  12. Muy curiosos!! La mezcla de dulce y salado es original, pero como que no me imagino el resultado final habrá que probarlos.... Mas trabajo!

    ResponderEliminar
  13. Casi prefiero no tener esa mantequilla...Sería mi perdición, ja,ja.
    Anda que esas magdalenas....¡ Una ricura ! Tienen que ser muy jugosas, por no hablar del saborcito...
    Un abrazo,
    María José.

    ResponderEliminar
  14. Pues tienen una pinta exquisita :)

    ResponderEliminar
  15. Interesante el caramelo salado. Las magdalenas están para comérselas!!!!!!

    ResponderEliminar
  16. Yo a la mantequilla, cuando es para tostadas no para hacer dulces, siempre le añado unas escamas de sal maldón, me gusta mucho... nunca le echo a la tostadas mermelada, siempre ese toque salado, así que estas magdalenas puede que sean mi perdición. Bs

    ResponderEliminar
  17. HOla
    he visto en alguna receta también lo del caramelo salado, debe ser delicioso y estas magdalenas lo más;)

    ResponderEliminar
  18. Ufffffffffffffff vicio total, sabes, siempre tengo caramelo normal y salado en casa, me encantan y de vez en cuando voy metiendo la cuchara (cuando no es el dedo, ja,ja,ja) para quitarme el gusanillo :-P
    Estas magdalenas con una delicia.
    Besitos

    ResponderEliminar
  19. me encanta el caramelo salado!!! me voy a hacerlas.

    ResponderEliminar
  20. Yo que soy más bien poco dulzona, el puntito salado en los dulces me cautiva, así que caería rendida ante estas magdalenas.

    Mil beoss

    ResponderEliminar
  21. ¡Qué cosita más rica! Me gusta ese contraste con el salado y ya estoy babeando solo de pensar en probarlo en casita.

    Besos

    ResponderEliminar
  22. Con lo que me gusta a mi el caramelo..mm me apunto la receta :P
    hoysonrioalespejo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  23. Hay tantísimas formas de hacer magdalenas diferentes que da gusto! Nosotras las hicimos de naranja!

    http://juegodesabores.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  24. Isabel todos los días nos sorprendes y estas magdalenas tienen que ser un perdición
    bss

    ResponderEliminar
  25. Tienen que ser un bocado exquisito, madre mía, qué corte tan estupendo!!!

    ResponderEliminar
  26. Isabel, el otro día leí unas magdalenas con toffe y hoy, al ver las tuyas, de caramelo no paro de desear probar una. Así que no me va a quedar más remedio que hacerla. Me resulta muy interesante tu propuesta, ya que se trata de hacer un rico caramelo líquido, casero. El aspecto de las magdalenas es increíble, se ven jugosas y el toque del caramelo resalta su rica apariencia. Besos y gracias por la receta.

    ResponderEliminar
  27. Las fotos son muy pero que muy tentadoras. Esto del caramelo salado es nuevo para mí y como todo lo nuevo me atrae, estoy deseando probarlas. Besos.

    ResponderEliminar
  28. Uyshhh quién se podría negar a estas suculentísimas madalenas de caramelo salado? Como si tengo sal maldon, tendré que adecuarlas ... pero no importa, porque la recompensa estará en su sabor final. Se ven jugosísimas y con lo sencillas que parecen, no hay quien se pueda resistir a estas pequeñas maravillas.

    Muasss preciosa.

    ResponderEliminar
  29. A mí hermana le encanta la mantequilla salada (nunca lo he entendido), así que estas magdalenas se las tengo que hacer.
    Como siempre te quedaron maravillosas, las probaremos.
    Besos

    ResponderEliminar
  30. Solo nos falta poder provarlas que con esa pinta... :)

    ResponderEliminar
  31. Esto se ve delicioso....que goloso!!....al igual que los macarones de caramelo....mmm.....Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  32. He probado unos chocolates rellenos de caramelo salado que me encantaron así que me puedo imaginar un poquito como tienen que quedar estas madalenas. Me apunto la receta en la lista de las mil cosas que quiero preparar...jeje...Besitos guapi...Flor

    ResponderEliminar
  33. Me apunto a una o dos, jajaa!!! Se ven realmente espectaculares, tengo ganas de probar ese caramelo salado!! Me llevo la receta!!
    Besotes guapa!!!

    ResponderEliminar
  34. Isabel, siempre consigues sorprenderme... otra delicia.
    Saludos, Sandra.

    ResponderEliminar
  35. Ummm genial, Isabel, no conocía el caramelo salado pero da un resultado fantástico.
    Besos

    ResponderEliminar
  36. que curioso no me puedo imaginar el sabor


    ¡¡besos¡¡

    ResponderEliminar
  37. Impresionantes!! la foto lo dice todo, seguro que es una delicia
    Bss

    ResponderEliminar
  38. Guauuu que pinta y con caramelo saldo!!
    Me encantan las fotos dan ganas de meter la mano a través de la pantalla!!
    Beosos

    ResponderEliminar
  39. Menuda pinta te ha quedado y el toque de las escamas de sal tiene que ser bien curioso, besos.

    ResponderEliminar
  40. que pinta tan estupenda, habrá que probar este caramelo salado, besos

    ResponderEliminar
  41. Isabel, no he probado el caramelo salado, y eso que hace ya un tiempo que ví en un blog una tarta con este ingrediente y desde entonces que la tengo en pendientes. A sido ver estas magdalenas y babear, tienen una pinta deliciosa, me parece que voy a probar primero con ellas. A ver si la semana que viene, después de mis vacaciones me animo y te cuento.

    Un beso

    ResponderEliminar
  42. Muy bien! te as inclinado por lo patrio pero pasado por el glamour francés, total que as hecho unas magdalenas muy chic, eso si, apetece pegarle un buen bocado.
    Biquiños

    ResponderEliminar
  43. No las conocía, pero tienen una pinta estupenda.

    ResponderEliminar
  44. O.O Ooooohhhh que pinta tiene ese bocado... Me muero por probar una y saber a que sabe la mantequilla con sal marina ;P

    ResponderEliminar
  45. Isabel, que maravilla de magdalenas, con ese caramelo dios mio!. Te prometo que solo con ver las fotos, se me hace la boca agua. Gracias por compartir esta delicia. Besos Ana

    ResponderEliminar
  46. Que curiosas magdalenas con esa mantequilla de escamas de sal, tienen que estar ricas sobre todo con el caramelo, me ha encantado la cápsula, besitos

    ResponderEliminar
  47. Te mato!, el caramelo salado me gusta, me gusta, me gusta.... y ultimamente no haces nada más que bizcochos que son mi pasión, Te mato!

    ResponderEliminar
  48. Esto es un lujo de chuparse los dedos que rico con el caramelo me gusta, besos

    ResponderEliminar
  49. Diossss, ¡qué pecado!
    Todo un lujo...
    Besos,
    Aurélie

    ResponderEliminar
  50. que buenas tienen que estar, me llevo la receta, besos

    ResponderEliminar
  51. ¡que ricas!yo desde que probe el caramelo salado 'que vicio!

    un besote guapa

    ResponderEliminar
  52. Tengo el mal vicio de poner sal a todo...al choco, al caramelo, a la fruta...así que estos hacen que me derrita de ganas de dar un buen muerdo!!! Ñam ;)

    ResponderEliminar
  53. No había oido hablar de este tipo de madalenas.........curiosa receta, que pena que estoy de vacances y poco puedo hacer...peeeeeeena....quién dijo penaaaaaaaa?????, estoy encantada de estar de vacaciones descansando y haciendo de todo menos trabajar... bieeeeeeeeeennnn. Perdona, me ha dado un ataque de locura temporal. Solo llevo dos días jiijijij
    Bss
    La cocina de Mar
    http://la-cocina-de-mar.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  54. No me acabo de imaginar el sabor, aunque lo m´s probable es que acabara gustándome.
    Besos.

    ResponderEliminar
  55. Se me está nublando la vista sólo con ver la foto de la magdalena partida.... ese toque salado debe despertar el paladar nada más morderla, genial Isabel.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  56. Isabel, este tipo de bollo no lo probé nunca. Lo que si hago a menudo son las magdalenas mariposa. sobre todo con mi sobrino y cuando vienen a casa sus amiguinos `especiales´. Los pasteles de Belem tienen que ser una pasada, se los ví a Belén en su blog hace unas semanas y ya me entró el gusanín de hacerlos. Bueno y todo lo demás, porque el bizcocho de manzana tampoco se queda corto. Vaya cantidad de dulces ricos que haces. Y decirte que las galletas decoradas, en poco tiempo, están divinas. Gracias por tus cariñosas palabras amiguina. Besinos.

    ResponderEliminar
  57. Las fotos son impresionantes e invitan a la gula sin remedio :) Lo del caramelo salado me resulta muy curioso!! Tendré que probar ;) Y me gustó mucho el envoltorio de fresitas. Biquiñosssss :)

    ResponderEliminar
  58. Pues este tipo de magdalena lo desconocía, pero las fotos dan una impresión de que están para comérselos, será cuestión de probar el caramelo salado.
    Ya ves, acabo de descubrir tu blog y ya descubro cosas nuevas y unas recetas fantásticas así que ya me tienes de seguidora.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  59. Me encanta el caramelo salado, aunque reconozco que no lo he hecho nunca. Habrá que ponerle remedio pues he visto varias recetas estupendas. Tus magdalenas tienen que estar buenísimas. Una vez probé unas parecidas y estaban deliciosas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  60. El caramelo salado me encanta, aunque no sé si en bizcocho me gustaría. Lo veo para un pequeño macaron, para un toquecito de salsa de caramelo, para una "delicada" galletita, y a lo sumo en un helado. Pero en bizcocho, siempre se me había hecho como algo un tanto excesivo. Viendo que nos presentas estas magdalenas, y sabiendo que tú no enseñas cualquier cosa, haces que me lo replantee. Tal vez sea genial incluso así??

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  61. Nunca lo he probado y me quedo con toda la curiosidad de comprobar su sabor!! En cuanto lo pruebe te aviso, un besote!.

    ResponderEliminar
  62. SEMPRE QUE AQUI VENHO COMETO O PECADO DA GULA.
    ENTÃO ESSAS MADALENAS ESTÃO MESMO UMA DELICIA, COMERIA JÁ UMA....
    BJS

    ResponderEliminar
  63. Ahhhh...y el caramelo va dentro de la masa, fíajte que a primera vista me parecía que sólo estaba por encima y preguntaba cómo lo habías hecho. Vale, como dicen ustedes.
    Lo que me he dado cuenta es que últimamente se le ha dado a la gente de ponerle trocitos de sal o mejor dicho, sal gruesa a algunas cosa. La verdad no sé si esa sal francesa existía de hace más tiempo, pero po lo menos en Perú está de toda moda, sobre todo en el chocolate.

    ResponderEliminar
  64. he visto la foto y he sentido mis papilas salivar!! chica que pintaza, con lo que me gusta el caramelo!! esto me lllevo!! besos guapa

    ResponderEliminar
  65. qué bueno, tengo que probar el caramelo salado ya!!!besitos guapa!!

    ResponderEliminar
  66. No lo he probado nunca, pero conociéndome... me parece que me chiflarian. Besos

    ResponderEliminar
  67. qué maravilla Isabel, tengo sal maldon en casa, creo que para quitarme el mono servirá ¿verdad?

    ResponderEliminar
  68. Uf, esto tengo que probarlo!! ya sabes que la combinación dulce salado me chifla!!! ;)

    ResponderEliminar
  69. Poniéndome al día con tus entradas, esta es toda una ricura...cuánto aprendo contigo chiquilla!!!

    Son un descubrimiento para mí

    ResponderEliminar
  70. hay como mil comentariory nadie las ha hecho.
    Yo las probe! deliciosas! mis favoritas en la vida

    ResponderEliminar
  71. acabo de descubrir tu web, y esta ha sido mi primera receta tuya, a la espera de que salga del horno...
    que ganas tenia de usar el bote de caramelo salado que compre en Paris ^^

    ResponderEliminar