29 de octubre de 2012

cupcakes de vino de naranja


No es la primera vez que lo digo, y es una verdad de las grandes; se puede hacer un cupcake de casi cualquier cosa, igual que se pueden hacer helados o bizcochos de casi cualquier cosa.
Tampoco es ya un misterio para los que me siguen que a pesar de no ser una gran bebedora, es difícil sacarme de un vino blanco bien frío, me gustan los dulces borrachos y jugosos.




Me regalaron hace poco una botella de vino generoso de licor, con licor de naranja y DO Huelva.
Con un cierto sabor amoscatelado, la naranja se aprecia muy levemente.
Estos cupcakes no son aptos para niños, incorporan vino en la cobertura y el almíbar, aunque podría sustituirse el vino del frosting por un aroma de naranja y eliminar el alcohol que no se evapora.




Han gustado muchísimo, son adultos, elegantes, con el toque justo de crema sobre el bollo para que no resulten densos o demasiado pesados.
Y con una decoración muy leve, un poco de purpurina dorada comestible y una estrella de azúcar.
No necesitan más para brillar.


Para elaborarlos recatáis vuestra receta favorita de cupcakes de vainilla y sustituis la vainilla por un buen chorro de vino.
Se hace un almíbar rebajando el vino con agua y un poco de azúcar y se remojan bien.
La cobertura añade a la mantequilla y el azúcar, un generoso correón de vino dulce.
Y a disfrutar.



63 comentarios:

  1. Estupendos, y así borrachitos con ese licor que dices tienen que estar de muerte. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Tienen una pinta deliciosa y como bien dices, podemos hacer cupcakes de casi cualquier cosa.
    Un besito desde Las Palmas.

    ResponderEliminar
  3. Que elegantes han quedado y con el toque del vino tienen que estar buenisimosssss. Un beso

    ResponderEliminar
  4. con la gracia que tienes para hacerlos y ese toque de vino,estan divinos,irresistibles
    beso

    ResponderEliminar
  5. Perfectos Isabel. Estos podrían ser el dulce de navidad para los que no nos entusiasman los turrones.
    Besos.
    JUEGO DE SABORES

    ResponderEliminar
  6. Buenos días Isabel. Ya empieza la época del mosto (aquí los mostos son con alcohol, no son greip), y con ellos todas su variantes. Mi favorito es el de naranja y estoy deseando tener tiempo y acercarme a alguna bodega para hacerme con ellos. Sus aromas son increíbles y están exquisitos tanto para tomar con una tapita como para cocinar con ellos. A mí también me encanta el vino blanco, pero ahora arraso con el tintorro...jajaja, más que nada para entrar en calor. El blanco y rosado los reservo para el veranito. Por cierto, vaya perorata que te he soltado en un momento y todo para decirte que me encantan los bizcochos borrachos. Un besazo.

    ResponderEliminar
  7. Conoces el "Moscatel de Ochoa". Es un vino dulce, jugoso... ummm, perfecto para esta receta. A mí tampoco me gusta el vino en general pero como dices, donde esté un buen blanco... Me encanta la receta. Me parece estupenda como postre para una comida navideña con las amigas. Besote

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. A mi si que me gusta el vino, pero no todos claro.
    Siempre me ha llamado la atención esto de: vino generoso... bueno a lo que vamos, un hurra por estos cupcakes un poco borrachitos.
    Besikos Isabel

    ResponderEliminar
  10. Ah, pero ya eres una verdadera artista, Isabel, te quedan de lujo, qué pasada.
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Tienen que estar para relamerse, menuda pinta. Besosssss.

    ResponderEliminar
  12. Que pinta más buena tiene! Que ganas de hacerlos, muchas gracias! Besos

    www.maryfernandezparra.com

    ResponderEliminar
  13. Tienen que estar exquisitos, con ese aroma a naranja y esa presentación... todo un éxito. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  14. Ay Isabel que yo tengo de ese maravilloso vino, lo traje hace poco de Almonte y ya sé que uso le voy a dar aparte del de beberlo, me han encantado muy mucho.
    Un besote

    ResponderEliminar
  15. Aparte de que tienen que estar de puro vicio es que te han salido preciosos. Besos

    ResponderEliminar
  16. Me alegro de no ser menor de edad en casos como este, jajaja. Qué buenos!!! Una gran idea aprovechar ese vino aromático para unos cupcakes irresistibles.
    Ya huele a Navidad :P.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Unos cupcakes preciosos, seguro que están buenísimos. Tienes razón en que los cupcakes admiten cualquier sabor, están ricos les pongas lo que les pongas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Anotada la idea Isabel, y es verdad es como los helados, se puede hacer de cualquier inrediente

    ResponderEliminar
  19. Isabel!! Esto tiene que estar de infarto. Pero una cosa te digo... yo no sé si me los comería de lo bonitos que son.

    Besos.

    ResponderEliminar
  20. super elegantes y así borrachitos una delicia, bsts

    ResponderEliminar
  21. ¡Tienen un aspecto delicado y delicioso!
    ¡Me encantan pues en sí resultan elegantes, sin más!
    ¡Una presentación exquisita!
    ¡Tomo nota a ver si me animo y los preparo!
    Besos y feliz día.
    http://copmerespecial.blogspot.com

    ResponderEliminar
  22. Isabel, como siempre impecable. Qué bonita es la foto cenital. Preciosa.

    ResponderEliminar
  23. Unos cupcakes bien originales. Por Girona creca de la zona del Ampordà hay una bodegas que también tienen un vino dulce con naranja y la verdad es que es exquisito. Me apunto tu receta, a ver si la hago.

    ResponderEliminar
  24. Tienen que estar muy ricos así borrachinos,me gustan.besinos

    ResponderEliminar
  25. Si son la mitad de buenos que de bonitos, estos cupcakes tienen que estar de vicio. Las fotos son una delicia también.

    Un abrazo,

    Betty

    ResponderEliminar
  26. Tienes toda la razón, de todo se puede hacer un cupcake, pero que queden bonitos y tan ricos como los tuyos poca gente puede decirlo. Me los anoto porque me han encantado.
    Besines

    ResponderEliminar
  27. Licor de naranja!! Que buenooo!! Ideales para estas cupcakes!!
    Nieves

    ResponderEliminar
  28. Bueno siempre sorprendes!!estan de impresión.

    besos**

    ResponderEliminar
  29. Como un bizcocho bien borrachito no hay nada, a mí los secos no me gustan. Estos así, borrachillos, de miedo. Bs

    ResponderEliminar
  30. Yo no se como lo haces, pero siempre te quedan perfectos...con ese vinito de naranja...ya me estoy imaginando el sabor...un besotee

    ResponderEliminar
  31. Mmmm... qué buena pinta. Parece que se pueden saborear desde aquí.
    Una idea muy buena. Tienes mucha razón...Se puede hacer cupcakes, bizcochos y helados casi de cualquier cosa...Las posibilidades son casi infinitas...Y esta elección ha sido muy buena.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  32. Hum que buenos así. Yo no soy bebedora de alcohol pero un licorcito sí que me gusta y este no lo conocía. El frosting debe estar buenísimo.

    Besotes

    ResponderEliminar
  33. Isabel, que buena ideas me has dado, tengo en casa una tonelito de vino dulce que está de miedo, y mira que buen uso le voy a dar, ya te cuento, pero de momento me quedo con estos. Bs.

    ResponderEliminar
  34. Que pintaza!! Tengo que darle un asalto a tu despensa, tiene que ser la gloria, con esos vinos y licores tan ricos!! Estos cupcakes tienen que estar de vicio!!
    Besotess

    ResponderEliminar
  35. Te ha quedado deliciosos. Me quedo con la receta que estos seguro que caen....Me ha encantado la decoración tan bonita que has usado. Enhorabuena!!
    Laura (Cocina Homemade)

    ResponderEliminar
  36. Pero que arte que tienes!!! yo creo que ya los haces con los ojos cerrados!! besotes

    ResponderEliminar
  37. Qué buena pinta tienen y deben ser una delicia tan jugositos. Una preciosidad!!!

    ResponderEliminar
  38. Maravillosos... tambien se podrian hacer con ron y el almibar de naranja (con zumo de naranja en vez de agua)... las posibilidades de los cupcakes son casi infinitas y maravillosas...

    ResponderEliminar
  39. Para los amantes del vino geniales, se ven muy bonitos.

    ResponderEliminar
  40. Creo que sé de qué vino hablas. Los cupcakes te han quedado preciosos y sobre todo esos pequeños detalles que les añades en la decoración. Besos.

    ResponderEliminar
  41. He oído hablar de ese vino, pero ni lo he probado ni lo he visto. La verdad es que la mayoría de licores acaban en repostería o dulces varios.
    Qué bonita es la decoración de estos cupcakes, me encantan.
    Besos.

    ResponderEliminar
  42. Es cierto que no necesitan nada más para brillar y seguro que para estar deliciosos, bsitos de ladulceali

    ResponderEliminar
  43. Muy elegantes Isabel, siempre aciertas. Besos

    ResponderEliminar
  44. Divinos! Ese toque de la estrellita huele a navidad eh.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  45. Isabel, me he quedado enamorada de tus cupcakes.
    Son tan bonitos que es imposible no adivinar la explosión de sabor de su interior...
    Que maravilla, cupcakes de vino de naranja... acabo de ver unos cupcakes de pizza, y tienes razón, se pueden hacer de cualquier cosa. Pero el resultado será bueno?
    Te felicito una vez más.
    Un beso, preciosa.

    ResponderEliminar
  46. Me pasa igual que a tí, donde se ponga un dulce bien jugoso y borrachito... tengo que hacer ésto con moscatel de mi tierra "mistela", que está de vicio. Un beso grande.

    ResponderEliminar
  47. Isabel, me han encantado los cupcakes de hoy!
    Son preciosos y seguro que deliciosossss!
    Besos,
    Aurélie

    ResponderEliminar
  48. Pues yo no hago ascos a un buen vino, me encanta tomarlo, sólo en ocasiones con una buen plato.....
    Tomo nota de este nuevo invento, eres una máquina de hacer cosas ricas Isabel.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  49. Vaya, yo soy abstenia, no por algo en concreto sino porque nunca me ha apetecido probar,oye que me dio por ahí... a otros les da por hacer saltos estratosféricos y tienen a medio mundo pendientes por si hacen pop como las palomitas:).Estos cupcakes animan al lametón puro y duro así que tendré que mirarme lo mío y probarlos. Un besote. Rosa

    ResponderEliminar
  50. Por nada en concreto por nada en concreto...:(

    ResponderEliminar
  51. Preciososssssss y super apetecibles!!! como siempre.

    ResponderEliminar
  52. Vino de naranja ?? eso tiene que estar muy rico y yo tampoco soy bebedora de alcohol, que me sacas de la coca cola zero y me pongo tontona, jajajaja.

    Que preciosos, finos y elegantes se ven

    Besotes

    ResponderEliminar
  53. Salud Isabel...!!! Me encantan las recetas que llevan licor, y bueno, no todo es para niños verdad, a los grandes también hay que engreir de vez en cuando.

    ResponderEliminar
  54. Oi Isabel, lindo como sempre.Devem ser deliciosos.Parabéns querida, você tem um lindo talento.Beijos.

    ResponderEliminar
  55. Preciosos desde luego te han quedado y seguro que con ese vino de naranja tienen que ser una delicia.
    besos

    ResponderEliminar
  56. A mí me pasa algo parecido, no suelo beber alcohol porque no me gusta, pero en los dulces me encanta el toque que les da. Esos cupcakes son preciosos y muy muy elegantes! Y tienen que estar muy buenos con el toque del vino!!! Un besito:) Susana.

    ResponderEliminar
  57. Qué bonitos Isabel!
    Y con el toque de naranja deben de estar....
    Un beso!

    ResponderEliminar
  58. Esa estrellita es preciosa, le da un toque muy elegante a los cupcakes
    hoysonrioalespejo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  59. Te han quedado súper bonitos!besos

    ResponderEliminar