28 de mayo de 2012

traditional swiss carrot cake (aargauer rüeblitorte)




Y en formato individual.
Hay vida más allá de la tarta de zanahoria tan típica en Inglaterra y USA, una tarta sin frosting o cobertura que se sustituye por un sencillo glaseado de limón.
Más antigua que la conocida (y algo vista) Carrot Cake, es una delicia absoluta que no os podéis perder.
Tan sencilla que podemos tener el desayuno listo en media hora, y tan jugosa que soportará el paso de los días sin inmutarse.



Esta tarta es típica del Cantón de Argau en Suiza, también famoso por sus enormes plantaciones de zanahorias.
Todos los que me conocen y me siguen, sabe de mi inclinación por los postres centroeuropeos. La pastelería alemana, suiza, danesa, son verdaderas desconocidas en ocasiones, solapadas por el gran boom del "dulcerío americano".
Se trata de un postre extremadamente elegante y delicado, con un fuerte sabor a mazapán y un toque ácido a limón. Una auténtica maravilla que os recomiendo encarecidamente.





Para su elaboración necesitamos,
(Doce pasteles individuales o un bizcocho mediano),

- 150 gr de almendra molida.
- 2 huevos medianos.
- 150 gr de zanahorias peladas.
- 300 gr de azúcar glass.
- Una cucharadita de levadura.
- Zumo de un limón.
- 40 gr de harina.

Lo he preparado en Thermomix para conseguir que los ingredientes se mezclen y batan juntos sin necesidad de usar varios recipientes.
Colocar en el vaso las zanahorias cortadas en trozos y batir un minuto a velocidad 4 hasta que se hayan convertido en una pasta, incorporar 150 gr de azúcar y la almendra, volver a batir. Añadir los huevos y una cucharadita del zumo, incorporar por último la harina tamizada con la levadura y mezclar sin miedo, ha de quedar una masa densa y muy unida.
Verter cucharadas de masa en las cápsulas hasta la mitad de su capacidad, no subirán demasiado.
Hornear unos 35-30 a 180º en horno precalentado hasta que al pinchar en el centro veamos que ha cocido perfectamente y la aguja sale limpia.
Preparar el glaseado con los otros 150 gr de azúcar glass y zumo de limón que se batirá hasta conseguir un glaseado denso y muy blanco. Verter sobre las magdalenas templadas y dejar enfriar sobre una rejilla.
Aguantarán hasta cinco días en bote hermético en perfecto estado.



103 comentarios:

  1. ESto me lo tomaba yo de un bocado ahora mismo, jejej. Que pinta tan buena.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Gracias por compartir recetas así... ya la tengo guardada! Me comería 10 ahora mismo jajaja

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Tienen que estar de muerte, y para desayunar tienen que venir de perlas. Besos

    ResponderEliminar
  4. Tienes razón Isa, los postres de Centroeuropa son deliciosos y muchas veces no les damos el velor suficiente. Cuando estuve en Dinamarca, pude comprobar la espectacular bollería que tienen (sin menospreciar los dulces del resto de países, claro).

    Tu receta de hoy lo prueba. Debe ser deliciosa.

    Un besín,

    Lore

    ResponderEliminar
  5. Con almendra, esto le encanta seguro a mi mami, jajajaja.

    ResponderEliminar
  6. Estos pastelitos los probaré pues me has hecho entrar el gusanillo de hacer un bizcocho de zanahoria distinto y tal como los describes se ven super apetecibles pero tengo una duda: Para la glasura, solo con limón y azúcar glas? Sin clara de huevo ya se aguanta bien?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo limón y azúcar, añadir una clara le cambia el sabor y le resta acidez ;)

      Eliminar
    2. Ok! Lo probaré como tu dices. Gracias
      Besos

      Eliminar
  7. Son una monada de bizcochos, no encuentro mejor manera de desayunar:)
    besitos!
    hoysonrioalespejo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  8. Estoy contigo, en esto de la repostería también soy un europeista convencido. Este cake tengo que probarlo sin falta. Besitos.

    ResponderEliminar
  9. mandame unos para desayunar ahora mismo,estan tremendamente ricos,buenos postres suizos
    beso

    ResponderEliminar
  10. Que maravilla... me encanta con ese glaseado taaaaan blanco y denso! Ya me quedo con las ganas.... pero muchas ganas! Besos

    ResponderEliminar
  11. Ayer prové el pastel de zanahoria y por fín degusté ese magnífico sabor que tiene, pero viendo estos pastelitos en pequeñito y con esa cobertura de limón por encima me entran ganas de repetir!
    Que ricos se ven Isabel....Besos!

    ResponderEliminar
  12. Yo hice un carrot cake hace tiempo aunque no llegué a publicarlo y me dejó loco, nunca imaginé que un bizcocho con zanahorias pudiese estar tan bueno, aunque eso sí, no tenía tan buena pinta como lo que nos presentas, un besote.

    ResponderEliminar
  13. Con lo que me gusta el carrot cake...estas tienen que estar deliciosas!!! el toque de glaseado de limón me ha encantado.

    Besos grandes!!

    ResponderEliminar
  14. Madre,qué buena pinta, qué colorcillo y con glaseado de limón, una locura, ñam!!!

    ResponderEliminar
  15. Que bocaditos tan ricos! Irresistibles y distintos! Una presentacion preciosa

    ResponderEliminar
  16. Pues precisamente el viernes hablaba con una amiga del bizcocho de zanahoria... Las dos estábamos de acuerdo en que no le encontrábamos ninguna gracia especial... que ni sabía a zanahoria, ni a bizcocho... Nos parecía un poco soso...

    Tengo que probar a hacer esta y pasarle la receta, porque con las almendras y el glaseado de limón ya parece que es otra cosa!! Este seguro que de soso nada!! Me lo imagino esponjoso, jugoso, y con ese toque dulce de la zanahoria y acido del limón... riquísimo!

    Gracias por compartir!!

    Feliz semana!

    ResponderEliminar
  17. Guau!!!!. Lo probaré seguro.

    Gracias por tus entradas:

    Un besito.

    Olga

    PS: Yo solo coqueteo con los postres.

    ResponderEliminar
  18. recomendación cogida, me da la impresión de que será una deliciaaaa!!

    ResponderEliminar
  19. No había oído hablar de esta tarta, la probaré. A mí, aunque esté muy vista, la carrot cake me vuelve loca, me encanta el sabor de las especias, de las nueces... sin duda, es mi tarta favorita, así que imagino que la versión suiza me encantará. BS

    ResponderEliminar
  20. Tienes razón, es un postre muy elegante -europeo tenía que ser- y lo de rico viniendo de ti ¡que se puede esperar!.
    Un biquiño

    ResponderEliminar
  21. Y encima me la has adaptado a la maquinita. Siempre nos traes recetas poco o nada conocidas. Me encantan. besotes

    ResponderEliminar
  22. Que ricura... se ve realmente delicioso... lo probaré.. a pesar de que en junio quiero volver a la operación bikini... que crudo lo tengo con ustedes...Un saludo!

    ResponderEliminar
  23. Una maravilla de pastelillos, parece que no pesan nada, a lo mejor no engordan, jaja.

    ResponderEliminar
  24. Me has convencido con estos pastelitos al llevar almendra y el glaseado con el limón, pero me voy a dejar la receta en pendientes que el sábado comí para toda la semana, jejeje.
    Besos.

    ResponderEliminar
  25. tiene que estar de viciooo!! el glaseado me encanta, todo me gusta, vaya que me lo llevo pa casita! besitos

    ResponderEliminar
  26. Pues tienen muy, muy buena pinta. Todavía no he probado los postres con zanahoria, así que me apunto la receta. Me parece ideal sobre todo para los que se niegan a comer verdura (como algún amigo mío, igual le "engaño" con esta receta, je, je...). Gracias. Cris G.

    ResponderEliminar
  27. Me llevo uno. El Carrot Cake me encanta! Y ese frosting habrá que probarlo!

    ResponderEliminar
  28. Pues habrá que probarlos también ¿no?

    ResponderEliminar
  29. yo con tu permiso me llevo otro para probar!
    saluditos.

    ResponderEliminar
  30. Delicioso, para empezar bien la semana. Besos!

    Ana de: 5 sentidos en la cocina

    ResponderEliminar
  31. Huy este lo haré hoy mismo ,,,uno de los motivos por el cual te sigo es por este tipo de pastelería apenas lo hago te cuento,,todo hasta ahora un éxito seguro !!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  32. nada nada, pues la carrot cake suiza también pasará por mi cocina porque yo no me quedo sin probarla :)
    besos guapa

    ResponderEliminar
  33. Delicioso, yo quiero uno para la merienda.
    Besitossss

    ResponderEliminar
  34. Me encanta el bizcocho de zanahoria, así que estos pastelitos deben de estar deliciosos.
    Besos

    ResponderEliminar
  35. ME QUEDO CON LA VERSION INDIVIDUAL, ES COMO QUE TE ENGAÑAS A TI MISMA Y LUEGO DICES, SI SOLO ME HE COMIDO 2, CLARO QUE EQUIVALEN A MEDIA TARTA, O NO?? TIENEN QUE ESTAR DELICIOSOS,

    BESITOS,

    ResponderEliminar
  36. El otro día una mami me dijo: me encanta la "magdalena decorada" pero si no te importa, le quito lo de arriba y me como el resto. Y es verdad, bonitas son pero para comer... Me apunto la receta
    Un besote

    ResponderEliminar
  37. mmmmmmmmmm...también lleva almendra...que bueno...la probaré guapa...besos! Flor

    ResponderEliminar
  38. Pues ya me comía ahora uno porque me está entrando un hambre y ese glaseado que se escurreeeee.
    Besines

    ResponderEliminar
  39. Yo procuro no hacerlas mucho en porciones indivifuales, proque sino no me resisto¡ jaja besiños

    ResponderEliminar
  40. Me has tocado la fibra hogareña con esta receta! Y es que me encanta la Aargauer Rüeblitorte, aunque no se me había ocurrido hacerla en formato individual! Qué buena pinta tienen :).
    Hace poco más de un año que publiqué mi receta, no sé si la llegaste a ver, te paso el enlace por si te apetece comparar, aunque son muy similares las recetas. Yo usaré la tuya de excusa para volver a rallar zanahoria, jejeje.

    http://albahacaycanela.blogspot.com.es/2011/04/aargauer-rueblitorte-pastel-de.html

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  41. Ay Isabel, me parto contigo. Mira que la has lanzado al vuelo con eso de que las carrot cakes están "vistas"...jajajaja...sublime !!!!

    Como sublime me parece esta versión Suiza. Viendo cómo se preparan re digo, ya, que me quedo con esta que con la clásica. Lo tengo que probar. Debe de estar de muerte lenta ¿no?

    Bss mil !!!

    ResponderEliminar
  42. Me echa un poco para atrás eso del sabor a mazapán, fíjate... pero bueno combinado con la zanahoria seguro que el sabor tiene que estar bueno.
    Me lo apunto porque quiero probarlo, seguro que me sorprende, sobre todo por ese cambio en el gusto de la almedra por la combinación típica de especias de carrot cake más popular.

    Sí, ya hemos vuelto de París, a ver si preparo un post.
    Lo pasamos genial y hasta yo me he sorprendido con lo comedido de mis compras jajajajajaja

    Besinos
    Gracias por tu ayuda.

    PD, esos donuts glaseados que tienes por ahí abajo... me han vuelto loca. Yo también soy más fan de los glaseados que de los de choco.

    ResponderEliminar
  43. De maravilla Isabel...que presentacion mas buena, ademas...
    Besos

    ResponderEliminar
  44. ¡Isabel, qué maravilla! Nunca los he probado y la verdad es que has conseguido que me entren ganas de prepararlos. ¡Una aspecto fantástico! Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  45. Cierto que se ven deliciosos, me gusta la idea de salir de la típica carrot cake.

    Besos

    ResponderEliminar
  46. buenisimos!!! Yo esta receta la había hecho y esta riquísima!!!

    ResponderEliminar
  47. Me encanta la receta, no solo por el sabor , que promete, también por el hecho de ensuciar pocos cacharros. ¡Qué gandula soy! Un besote de OLi de ENTREBARRANCOS

    ResponderEliminar
  48. Después del bizcocho de zanahoria que hice, quiero probar todas las preparaciones que veo con esta hortaliza.
    Me encanta como te han quedado, y en formato individual, y mucho más con el glaseado de limón. Una delicia.

    ResponderEliminar
  49. Me encanta la tarta de zanahoria de aargau. Yo la hago mucho sustituyendo la harina por maicena, y así también la pueden tomar los celiacos, además de los intolerantes a la lactosa... es que últimamente me rodean tantos, jejej Unas fotos estupendas, Isabel. Un abrazo

    ResponderEliminar
  50. Como siga todas tus recomendaciones no entraré por la puerta pero aunque asi sea , esta no la voy a dejar pasar asi que me pondré con ella antes de que lleguen los rigores del verano jajaja....

    Besinos.

    ResponderEliminar
  51. Bueno, bueno como pongas a trabajar así a la máquina, no haces brazos y te veo haciendo pesas en nadita eh!! Jajaja
    Ves incrédula como hay vida más allá de la mantequilla ;)
    Me gustan los dulces con zanahoria.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  52. que ricos te han quedado y se ven super esponjosos, besos

    ResponderEliminar
  53. Como me gusta ésta receta, y desde luego me quedo con el glaseado de limón.
    Besos

    ResponderEliminar
  54. Se ven buenísimos. Hace unos días hice unos muffins de zanahoria, pero completmanete diferentes a estos. Además supongo que el ponerle almendras le debe dar una humedad única y lo mejor...no lleva aceite...!!!

    ResponderEliminar
  55. Tienen una pinta genial! Y seguro que tienen un sabor delicioso! Ummm!

    ResponderEliminar
  56. Un bocado delicioso... en la foto se ven super apetecibles y los postres con zanahoria son mi perdición asi que seguro que me gustan. Isabel tu blog está contraindicado en mi dieta, jajaja pero me da igual porque no puedo dejar de visitarlo!! Besotes y feliz semana!!

    ResponderEliminar
  57. Que maravilla conocer dulces de otras tierras, desconozco muchos de los dulces europeos pero es estupendo ver otras variantes del carrot cake americano, son unos bizcochos muy ricos. Besitos

    ResponderEliminar
  58. a mi me gustan mucho las tartas con zanahoria

    ResponderEliminar
  59. No he probado ni esta ni la otra versión, aunque me tienta mucho más con glaseado de limón que la otra con frosting. Besiños.

    ResponderEliminar
  60. Me han regalado muchas zanahorias ecológicas, creo que aprovecharé esta receta, se ven ricas d verdad.

    ResponderEliminar
  61. Me a costado que me salga la página hoy Isabel me decía que no existía y me mandaba a la página principal que estaba la entrada anterior, ahora lo he debido pillar descuidao....jajajajaaj menos mal que me ha salido que si no me pierdo estas magdalenas tan deliciosas, que menuda pinta tienen de buenas..........ummmmmmmmmmmm!!!!!! Besosss.

    ResponderEliminar
  62. Isabel, si es que sólo de leerte hasta a mí me dan ganas de comerme una docena. Se ven deliciosas!!. Besos

    ResponderEliminar
  63. Tienes razon lo "made in america" nos pierde. Sin duda estos pastelitos hablan por si solos.Un beso

    ResponderEliminar
  64. ay, que ricos!
    +y asi, para no parar de comerlos...uno detras de otro!!jaja
    te quedaron de lujo! un beso

    ResponderEliminar
  65. Que buena pinta!! Y el glaseado ya le da el toque maravilloso!!!!

    ResponderEliminar
  66. Pues prefiero este 100%, no lleva queso, el carrot cake tradicional nunca lo he hecho por ese motivo!!!
    Es muy complicado adaptarla a la KA?? Me encantaaaa!!!
    Me alegra que te hayan gustado las galletas, a mí me vuelven loca!!!
    Besoss

    ResponderEliminar
  67. ¡Quiero uno ya mismo!. Una delicia.
    Buen día

    ResponderEliminar
  68. Te han quedado realmente deliciosas Isabel, las tengo que probar porque con almendra no la he preparado nunca. Por cierto, yo utilizo el mismo glaseado y le da un toque ácido riquísimo a los bizcochos, no suelo ponerle clara.
    besitos y me llevo una para el café ejej, besitos y feliz semana

    ResponderEliminar
  69. Es un pastel que me encanta, lo he preparado muchas veces y me parece ideal mucho menos pesado que el carrot cale.
    Besos

    ResponderEliminar
  70. Me encanta las tartas de zanahoria. lo hacemos también aquí en Noruega. Muy buena la idea de hacerlo individual. Un abrazo

    ResponderEliminar
  71. Siiiiiii, mira que a mi no me acababan de gustar los carrot cakes, no sé porqué... si por el frosting o por algo no me llegaban a encantar como les encanta a mucha getne. Pero viendo esta alternativa, creo que los voy a probar porque tienen super buena pinta, así de paso pruevo el frosting :)
    besos

    ResponderEliminar
  72. Ideales para pecar un poquitin y no sentirse culpable despues jis..jis.
    Zanahoria almendra molida y limon ummmmmmmm.
    Como siempre te han quedado de lujo te salvas de no tenerme cerca porque si no no te duraban cinco dias jis..jis.
    Tomo nota de la receta de los donuts para hacer en la donutera en su dia no la consegui comprar me la regalaron y despues de varios intentos de conseguir donuts con ella esta guardada en el armario.
    El resto de las recetas de lujo como todo lo que haces llevo un rato mirando y no he dejado de babear jis..jis.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  73. Me encanta lo del formato individual.
    Y si tu nos las recomiendas encarecidamente, habrá que probarlas. Gracias por compartir.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  74. mmmmmmmm.........riquisimo este postre!!

    ResponderEliminar
  75. Hola Isabel. Siempre he sentido curiosidad por estas tartas con zanahoria. No me imagino el sabor que deben tener, pero por tus recomendaciones, sin duda tiene que ser exquisito. Una tarta, aunque sea en forma individual que debe ser todo un manjar y con ese glaseado será un bocado fabuloso.
    En cuanto al pan de chocolate solo cabe decir que debe estar espectacular.
    Por cierto, casi me dejo la vista intentando ver a Adán y Eva, he desistido jj. Supongo que serán dos manchas claras que se encuentran en el segundo horizonte justo a la izquierda del árbol central digo yo no? jj. No llego a más jj.
    Saludos

    ResponderEliminar
  76. Te ha quedado deliciosa y con un toque muy original.

    ResponderEliminar
  77. Las fotos lo dicen todo...Deliciosos seguro!Besos

    ResponderEliminar
  78. Pues claro que no me la pierdo!! si me encanta la carrot cake, esta versión me va a encantar!
    bicos

    ResponderEliminar
  79. No hace falta que digas como estan, solo con verlos ya lo saboreamos, me la llevo y esos donuts de vainilla tambien.
    besos

    ResponderEliminar
  80. Este glaseado ya sabes nos encanta en casa, con limón!!!!
    Buena forma de hacer comer a los peques la zanahoria, no hay forma Isabel en cuanto ven algo naranja piensan que es zanahoria y ni lo prueban.....
    Besitos y feliz semana bonita.

    ResponderEliminar
  81. qué bocado tan original! además estupendo para meter zanahoria en otros platos. me lo apunto! besos

    ResponderEliminar
  82. Qué ricos, Isabel!!! Con lo que me gusta el bizcocho de zanahoria! Se ve divinos :)
    Besos.

    ResponderEliminar
  83. Una delicia, tan jugoso y el sabor tiene que ser una maravilla. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  84. Pues mira que nunca la he probado...la tengo en pendiente desde hace muchiiisimo tiempo!!!me gusta la idea del individual!te han quedado monisimos....besitos!

    ResponderEliminar
  85. Que pinta tan buena tienen y con el glaseado me encanta besos

    ResponderEliminar
  86. Zanahoria, almendra, limón.... exquisita combinación!!! Me la apunto!!!! Biquiños Isabel.

    ResponderEliminar
  87. Que receta mas divina Isabel, me encantará probarla!
    Un beso

    ResponderEliminar
  88. Un desayuno perfecto con estas magadalenas tan ricas y faciles, me las apunto. Un besin.

    ResponderEliminar
  89. que delicia no conocia esta versión!! yo hago la tipica carot cake cuando tengo un niño intolerante a la proteina de la leche, y le hago tambien un glaseadito muy parecido pero de vainilla, porque claso la crema de queso tampoco la pueden comer,
    A lo que iba, que me ha encantado tu receta, como siempre guapa!!

    ResponderEliminar
  90. Pues sí que tienen buena pinta, Isa. Yo no tengo tmx y perdón si la pregunta es tonta...pero, ¿cómo tiene que quedar la mezcla de zanahorias, almendra y azúcar? ¿como una pasta? es para hacerlo con la picadora ;) y luego a mano con las varillas...tú qué crees? ¡al peque le van a encantar! bueno, a mi también...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosi! como una pasta, sí, como una papilla ;)

      Eliminar
  91. Se me ha hecho la boca agua tan solo leyendo la receta. Deben estar impresionantes y jugosísimos.

    Besitos,

    ResponderEliminar
  92. Qué pastelitos tan ricos, me encanta que lleve almendra y no harina, ya lo tengo apuntado y no tardaré mucho en hacerlos. Gracias guapa.

    ResponderEliminar
  93. HOla
    la Carrot Cake me gusta, pero esta con el toque de limón es una nueva opción, y con lo bien que nos describes los sabores,y texturas solo me faltaba hacerlos,
    la foto lo dice todo
    besos

    ResponderEliminar
  94. Hoy a la tarde los he hecho en formato mini magdalenas (como son para regalar así cunden mas). Están muy, muy ricos, jugosos y con un toque de limón fantástico gracias al glaseado. Desde esta tarde se ha convertido en una receta para repetir. He "apañado" la receta con una batidora de brazo porque no tengo thermomix. Si me da tiempo a hacer alguna foto y si tú me das permiso, me gustaría publicarla en mi blog. Un saludo. Cris G.

    ResponderEliminar
  95. Ni idea lo de la verificación de palabra, voy a intentar quitarlo, con la pereza que me da cuando aparece en otros sitios, gracias por avisarme, por el permiso y por la rapidez, ¡pareces el correcaminos!

    ResponderEliminar
  96. Me encantan los bizcochos de zanahoria. Ya he probado varios y estos con la almendra tienen que quedar muy tiernos y jugosos. Estos los probaré para que se los lleve Ana al cole para el desayuno. Seguro que le encantan! Un besito:) Susana.

    ResponderEliminar
  97. antes de que te des cuenta la habre hecho y publicado, veras!!

    ResponderEliminar