19 de noviembre de 2011

la primera pizza


Las primeras manifestaciones reales de la pizza se registran en las antiguas civilizaciones de Egipto, Grecia y Roma. En el siglo III a.e, el escritor Marco Porcio Catón el Viejo menciona en su obra Orígenes (el primer libro que narra la historia romana), “una masa redonda aderezada con aceite de oliva, hierbas y miel, horneada sobre piedras”. Se dice que fue tomada de los griegos y por los etruscos, quienes realizaban una masa cocida, fina y delgada, saborizada con diversos ingredientes.


En las excavaciones arqueológicas realizadas en las ruinas de Pompeya, se han encontrado evidencias que datan del 79 a.e de panes con cortes de ocho porciones parecidas a las que se hacen a las pizzas de hoy en día.




Este pan con miles de años de antigüedad, del que sobra decir que está carbonizado y no por un horno, sino por la erupción del Vesubio el día 24 de Agosto del año 79 d.e, es uno de los varios ejemplos que se han encontrado en los hornos o panaderías de la ciudad.
La panadería carecía de mostrador y es probable que vendiera pan a por mayor o a través de vendedores ambulantes, los libarii. La piedra lávica era dura y porosa, y no contaminaba la harina con astillas peligrosas para los dientes. Dos habitaciones al lado del horno se utilizaban para el almacenamiento del pan recién horneado y como granero. En Pompeya aparecieron 34 panaderías. Los hornos de leña son muy similares a los actuales de las pizzerías napolitanas. El consumo de pan se extendió a partir del siglo II a.e



Se empleaba leña para calentar los hornos, mientras una capa de arena bajo la superficie del horno y otra en la parte superior del mismo prevenían la pérdida de calor. La apertura del horno estaba elaborada con mármol y la puerta de acero. En el de la Panadería Modesto, se puede observar una lámina de travertino que contiene un falo en relieve con esta inscripción: “Hic habitat felicitas” (Aquí vive la felicidad.)

Cabe decir que Modesto murió calcinado mientras horneaba ochenta y una hogazas de pan.



La antigua pizzería Port’Alba, en la ciudad de Nápoles, es considerada como la primera del mundo. En 1738 empezaron a producir pizzas para los viandantes y en 1830 se expandieron a una especie de pizzería-restaurante con mesas y camareros. Hoy en día sirven pizza bajo las mismas premisas.
Hacia 1830, el escritor francés Alexandre Dumas padre describe la pizza en la corte de Nápoles en su novela Le corrícolo. Dumas describe la pobreza de la gente que habita la ciudad, a los que denomina lazzaroni  y describe cómo esas gentes humildes desayunan, almuerzan y cenan un pan plano al que añaden diversos ingredientes: "En Nápoles se elaboraba con aceite de oliva,  tocino, queso, tomate y anchoas en salazón ". El empleo de la mozzarella se introduce en Italia debido a las invasiones de poblaciones procedentes de Asia.
La cocina napolitana es muy estricta con la elaboración de su pizza. Los puristas como los dueños de la famosa pizzería Da Michele, consideran que hay sólo se deben servir las dos pizzas verdaderas: la marinara y la margherita. La marinara es la más antigua y tiene un recubrimiento de salsa de tomate, orégano, ajo y aceite de oliva y algo de albahaca. El nombre «marinara» (‘marinera’) no se debe a que antaño esta pizza llevara pescado,sino por ser la comida de los pescadores cuando retornaban de sus actividades en la bahía de Nápoles. La pizza «margherita» se atribuye a un tal Raffaele Espósito. Este Espósito trabajó en la pizzería Pietro... e basta così,  que fue fundada en 1780 . En 1889, para celebrar la visita del rey Umberto I y la reina Margherita de Saboya.
Espósito inventó tres pizzas diferentesLa pizza elegida por la reina de entre las tres fue aquella que por sus contenidos le recordaba la bandera de Italia verde (hojas de albahaca), blanco (mozzarella) y rojo (tomate). En honor de la reina, a esta pizza se la denominó «pizza Margherita».



La Associazione Verace Pizza Napoletana (Asociación para auténtica pizza napolitana) fue fundada en 1984 y sólo reconoce la Marinara y la Margherita, y establece un número fijo de reglas para su elaboración. Estas incluyen la elaboración de la pizza en hornos de madera, a 485 °C durante no más de 60 a 90 segundos; que la base debe estar hecha a mano, que el tamaño de la pizza no debe ser más de 35 cm en diámetro o que no debe ser más gruesa de un centímetro en el centro, etc. Las pizzerías más famosas y tradicionales en Nápoles son: Da Michele, Port'Alba, Umberto, Brandi, Di Matteo, Sorbillo, Trianon y Luigi Lombardi Di Santa Chiara. La mayoría de ellas se encuentran en el centro histórico de la ciudad. Algunas de ellas tienen sus propias reglas, por ejemplo, las pizzas de San Marzano emplean tomates cultivados en las laderas del Monte Vesubio y sólo aceite de oliva vertido en dirección de las agujas de reloj. Las bases de la pizza se diferencian en diversos lugares de Italia en Nápoles es blanda pero en Roma son crujientes. En Italia es popular la pizza a taglio que se trata de una pizza rectangular que lleva una variedad de ingredientes.

Para mi pizza he utilizado dos productos fundamentales para acercarme a las recordadas pizzas de Da MIchele; una passata auténtica aromatizada con albahaca y mozzarella de búfala de altísima calidad.


Passata Mutti, aromatizada con el basilico italiano, o albahaca. Densa, perfumada, deliciosa. Ideal para masas que necesitan de ingredientes con poca humedad que no estropeen el crujiente del pan.

Esta es la auténtica mozzarella de Bufala Campana DOP, totalmente artesanal, se mantiene fresquísima gracias a la salmuera en la que viene conservada, se produce en la Campania con leche fresca entera de Bufala de raza mediterranea italiana, es un producto muy versátil en cocina utilizado sobre todo para ensaladas, pizzas o pastas al horno.

¿Dónde? mi tienda on line de confianza, ItalianDelicat, y su nueva sección de quesos italianos que os conquistará. Os los enviarán a vuestra casa en 24 horas perfectamente embalados de modo que se mantenga en todo momento la cadena de frío.
Un verdadero lujo al alcance de cualquiera, no dejéis de sorprenderos con sus extraordinarios precios.



Pizza Margherita


Masa,
- 200 gr de harina de fuerza.
- 10 gr de sal.
- 10 gr de levadura fresca (medio cubo)
- 30 gr de aceite de oliva virgen extra.
- 100 gr de agua templada.

Cobertura,
- Mozzarella di búfala en bola de 250 gr.
- Passata Mutti aromatizada con albahaca.
- Hojas de albahaca fresca.

Preparar la masa desmenuzando la levadura en el agua, añadir el aceite y mezclar bien con una cuchara hasta formar una mezcla homogénea.
Añadir la harina y la sal y amasar hasta que se forme una masa lisa que no se pegue a las manos. Envolver en papel film y enfriar al menos una hora hasta que doble el volumen.
Estirar sobre una bandeja redonda para pizzas de modo que quede muy fina. Disponer una capa de passata sin llegar a los bordes, añadir la mozzarella en trozos y disponer en el centro las hojas de albahaca frescas.
Hornear en horno precalentado, a ser posible sobre piedra de hornear, hasta que la masa se haya cocido (unos 20 mn) subir la temperatura a 230º y terminar de dorar.
Servir muy caliente.




92 comentarios:

  1. Se ve deliciosa me encantan las pizzas una entrada muy interesante
    besos
    http://mipasioncocinar.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado esta entrada, con toda la historia del origen de la pizza :) Y la pizza.. vamos, riquísima, con lo que me gusta a mí una pizza! :D
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Hoy no hay pintura?, bueno, la pizza es digna de contemplar y ese pan cortado y momificado; estupenda la historia también.
    Buen finde preciosa.

    ResponderEliminar
  4. Una entrada muy interesante, nunca está de más saber de donde vienen los platos que comemos ¿verdad? Y la pizza tiene una pinta deliciosa.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. ISABEL
    Buen dia Guapa!!
    Estuve en POMPEYA hace años, y puedo asegurar que no vi la pizza, o a lo mejor la ví y pensé que era una rueda de carro, jaja
    En fin bromas aparte,ESTUPENDO POST el de hoy, como siempre llenándonos de CULTURA y RICOS SABORES
    FELIZ FIN DE SEMANA PARA TÍ y los TUYOS:)

    ResponderEliminar
  6. que bien toda esta informacion, que interesante

    ResponderEliminar
  7. me ha parecido muy interesante la entrada de la pizza, parece un "plato rápido" sin mas y esconde mucha historia y me parece muy rica la primera pizza con miel.

    ResponderEliminar
  8. Qué interesante la historia del pan carbonizado. Es increíble, en tu blog siempre aprendo algo nuevo.
    Y la pizza fantástica, los ingredientes son de lo mejor, la pasatta la hago yo misma pero esa mozarella de búfala es una maravilla, nada que ver con lo que nos venden por aquí.
    Fantástica receta Isabel y tal y como la hacen en Italia, con poquitos ingredientes, no como en España que tendemos a recargarlas (y yo soy la primera que me acuso de ello) sin embargo pienso que cuando se manejan ingredientes de calidad, la pizza no necesita ir recargada.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. mira, fijate que una no piensa en el orígen de este tipo de recetas, la de cosas que tengo que aprender ajaja, menos más que con tu blog me llevo buenas lecciones:)

    ResponderEliminar
  10. ¡¡Vaya una clase magistral que nos has dado!!, me encanta saber de donde vienen las recetas que preparamos habitualmente, lo que no me podía imaginar es que la pizza fuera tan antigua. Besicos

    ResponderEliminar
  11. ¡Pobre Modesto! me ha llegado al alma.

    La mejor pizza que me he comido en mi vida me la he comido en Roma, cada vez que lo recuerdo ¡babeo
    ! así que si voy a Nápoles algún día puede que se me vea levitar por las calles, jajaja

    Una lección magistral, como siempre gracias.

    besos

    ResponderEliminar
  12. Pues no sabia de donde venia la pizza, pero si te digo que gracias a mis despistes esa que has enseñado un poco o bastante churruscada gracias al Vesubio se parece mucho a la úlima mia.
    A partir de hoy y en su honor voy a llamar a mi horno,Vesubio, me las deja exactamente igual.
    He decidido comprarme un reloj de cocina para ayudar a mi memoria, creo que sobre todo mi familia lo agradecerá.
    Ahora sin bromas, me encantan tus histórias, la forma de contarlas y como no, las recetas.
    Esta pizza debía estar exquisita.
    Un besin.

    ResponderEliminar
  13. Bárbaro! No queda nada que añdir sobre la piza.... salvo ¡VIVA LA PIZA ITALIANA!

    Por cotillear un poco... esa bandeja con agujeritos de piza es igual que la mía pero desde que tengo la piedra del horno no la uso, si se puede poner en ella y sobre la piedra y queda tan tostadita como la tuya me acabas de dar una gran alegría! Besos

    ResponderEliminar
  14. Hoy más que nunca, Bravo, bravissimo!!!
    Yo adoro Italia y su comida, si hay pizza soy feliz
    besos

    ResponderEliminar
  15. Isabel habiendo leído tu entrada tendré que retirar mi frase de "Esta gente moderna que no comen mas que pizza" pues veo que ya no son modernos jajjajaaaj. Muy buena esta entrada, siempre te digo que eres una enciclopedia....lo que tu no nos enseñes....Besosssss y gracias.

    ResponderEliminar
  16. Dios mío, como se nota que lo tuyo es la historia!! Lo del falo en relieve me ha dejado un poco descolocada, jejeje. Pues me temo que nunca haré auténtica pizza, porque mi horno no llega a los 485º. Oye Isabel, que te ha quedado de lujo, la comida italiana es mi preferida, pero la pizza en concreto es mi debilidad. Me voy corriendo a ver los quesos que son mi otra debilidad!!!!

    ResponderEliminar
  17. Guau! La mejor pizza que he probado fue en Napolés, y eso que llevaba 10 días por Italia, con pocos fondos y nuestro comida diaria era esa, la tuya se ve de escándalo y además con una gran lección de historia.
    Un besito y feliz sábado, también me llevo una galleta.

    ResponderEliminar
  18. Estoy ahora mismo con la baba por los suelos ¡¡qué pinta!!!!!... Y muy curioso lo de Pompeya. No lo sabía. Lo que no aprenda contigo...

    Un besote y buen finde Isabel!

    ResponderEliminar
  19. Isabel muchas gracias por este reportaje sobre la pizza, no tenia ni idea de que fuera tan antigua , la pizza se ve deliciosa!!
    Mil besossss

    ResponderEliminar
  20. Me encanta la historia de la Pizza, y la pizza carbonizada, jeje
    Ahora tengo tanta hambre que me zamparía una pizza Margarita que has preparado, mmmm!! tengo una amiga que hace del viernes la noche de la pizza, tendré que pensarlo después de ver esto. Besos.

    ResponderEliminar
  21. ISABEL ..me encanta leer esta historia de la pizza .. Ponpeia es un lugar para imaginar el ultimo dia ...cantidad de restos , vasijas y casas destruidas por la lava ..pero tenia que ser una ciudad preciosa ..Aqui vive la Felicidad !! lo dice todo ..el hacer una buena pizza y comerla ..esos segundos nos hace ser felices ...que más se puede pedir ? ..yo las voy a hacer hoy para comer ..la tuya riquisima ...bsssMARIMI

    ResponderEliminar
  22. Èsta segura que fue por el Vesubio, jajajajajajaja...no seria alguna que hizo algun antepasado mio, jejejejejeje....Muy bonita la entrada de hoy, me encanto leerla...
    besos

    ResponderEliminar
  23. Es deliciosa, me encanta pero lo que más me ha gustado es el pedacito de historia que nos has traido.

    ResponderEliminar
  24. la primera pizza y esperemos que no sea la ultima....agua la boca se me ha hecho...

    ResponderEliminar
  25. Me encantan tus publicasiones, historicas, completas y muy estudiadas...!!

    ResponderEliminar
  26. Se ve más que deliciosa, qué hambre me ha dado,,, a comer pizza

    ResponderEliminar
  27. La passata di pomodoro mutti es estupenda! Y la mozzarella di bufala DOP riquísima! La pizza al taglio es pizza rectangular como dices, o redonda, lo del taglio es porque se vende por porciones y no entera. En muchos lugares de Italia de hecho se vende al peso :)
    Y en las panaderías tienen también su propia pizza, la pizza rossa, que es una pizza de base muy esponjosa con tomate y que está buenísima! Doy fe de ello! XD
    Y tu pizza tiene una pinta para empezar y no parar hasta terminarla!
    Besos guapa!!

    ResponderEliminar
  28. Isabel ¿dónde decía la panadería Modesto que estaba la felicidad? ... ¡ahhhh! en el horno, jijijii.

    Nena, no hay día que no me impresione tu alcance histórico ... excepcional como siempre.
    La pizza se ve crujiente y jugosa ... seguro que no quedó, ya me gustaría a mí haberla probado.

    Mi amiga Patricia me sugirió ponerle a la masa, un poquito de ajo triturado y orégano, la verdad ... un acierto supremo.

    Xtos xulísima Isabel.

    ResponderEliminar
  29. Me ha gustado mucho esta historia y la pizza ni te digo, para la cenita de hoy estaría muy bien.
    Buena tarde

    ResponderEliminar
  30. Qué rica Isabel!!!
    ME ENCANTA, ME ENCANTA, ME ENCANTA, !!jeje
    Quiero volver a Nápoles!!!
    Me compré un par de libros de cocina Italianos geniales...a ver si los voy poniendo en práctica.
    Un besOtee

    ResponderEliminar
  31. Uno de los mejores inventos o descubrimientos culinarios es la pizza sin duda, que ricas son
    besos

    ResponderEliminar
  32. Me encanta leer tus entradas con tanta historia, siempre aprendo cosas.
    Nos encanta la pizza! ¡Todas! en casa cenarían siempre una. Bss.

    ResponderEliminar
  33. Un reportaje muy bueno, y por supuesto como la pizza casera no hay nada.

    Saludos

    ResponderEliminar
  34. Me derrito con esta pizza. Con buenos productos el éxito está garantizado. Tengo por ver un montón de recetas tuyas, pero ahora el tiempo para visitar blogs se reduce al fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  35. pedazo de pizza! se me hace la boca viendola y eso que acabo de merendar!
    un saludito.
    http://conaromaacaserito.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  36. Me encanta como has presentado esta entrada, bueno y lo de la momia pizza me fascina, estoy loca por ir a Italia pero quiero hacerlo en condiciones, con tiempo, y a mi bola, la pizza es espectacular guapa

    ResponderEliminar
  37. Aunque sea muy sencilla esta pizza para mi, la mejor: passata, mozarella y albahaca. Me encantaría poder coger un trocito ;)

    Me faltaba la receta de la base, asi que me la copio para hacerla, que seguro que sale buenísima.

    Besitos!

    ResponderEliminar
  38. Hay por Dios que me como el monitor de la compu!!!Se ve buenisimaaaaa

    ResponderEliminar
  39. Me gusta como cuentas la historias relacionadas con todos tus platos.
    Y la pizza es tremenda!
    un saludo!

    ResponderEliminar
  40. No me imaginaba que el origen de la pizza, pudiera ser tan remoto. Lo que si es cierto es que una masa de pan, simplemente con una buena salsa de tomate y un buen queso, resulta un plato absolutamente delicioso.
    Un abrazo, Alicia

    ResponderEliminar
  41. Gracias por la historia, es bueno no acostarse sin aprender algo nuevo...yo hoy contigo ya llevo una buena ración....y hablando de ración te cojo una de esa pizza ...¡¡menuda pinta!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  42. ¿ sabes que me encantan tus entradas?...Besos, guapa

    ResponderEliminar
  43. Me ha encantado la historia de la pizza, la verdad es que es super curiosa... Y en toda la larga historia no es que haya evolucionado mucho, pues menos mal!!! Es plato exquisito, la hagas como la hagas... a ti te ha quedado genial. Se ve tan jugosa!!!
    Un historia muy interesante, de verdad, y unas fotos preciosas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  44. Me cautivan tus entradas, leo con la misma pasión la introducción histórica y la receta. Avísame cuando publiques un libro, lo compraré. UN besote de OLi de ENTREBARRANCOS

    ResponderEliminar
  45. Una entrada muy bien documentada Isabel. Me ha parecido muy interesante. ¡Que hambre me entra con esa pizza!
    Besos

    ResponderEliminar
  46. Adoro la pizza!!! Es uno de los mejores inventos de la cocina, no conozco a nadie que no le guste.
    Y hay tantas maneras de hacerlas que nunca te cansas. Esta que nos has preparado está para chuparse los dedos.
    BESITOs y que pases un lindo fin de semana
    http://notasenmicocina.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  47. Me encanta tu blog, aprendes a la vez historia y cocina, me quedo como seguidora. En nuestro blog estamos de sorteo, si te apetece te pasas un ratito por allí. Gracias.

    ResponderEliminar
  48. Me encanta la pizza y la margarita es la original y te ha quedado genial de una italiana de pura cepa. Estupenda
    Besines

    ResponderEliminar
  49. Isabel que maravilla de entrada, me encanta ampliar y conocer un poco más, gracias¡¡ encima una pizza fabulosa. Un fuerte abrazo, Teresa

    ResponderEliminar
  50. Toma lección magistral sobre la pizza. Me ha encantado! La pizza tiene una pinta estupenda. Ahora mismo me voy a Italian Delicat a ver esos quesos.
    Un beso guapa,.

    ResponderEliminar
  51. A mí no me gusta mucho la pizza, pero esta receta que nos has preparado no es una pizza habitual, ¡¡es un lujazo!! Esta, seguro que me gustaba y mucho.

    ¡Vaya mozzarella de búfala!! dan ganas de coger una cuchara y empezar a comer.

    Besos.

    ResponderEliminar
  52. menuda historia tiene la pizza no tenia ni idea


    ¡¡besos¡¡

    ResponderEliminar
  53. Menuda entrada más entretenida, me ha encantado. desde luego, menuda historia tiene la pizza!
    A nosotros nos encantan en casa con casi cualquier ingrediente, es un plato que admite mil variaciones!
    La que nos traes hoy desde luego que te ha quedado riquisima!
    besos

    ResponderEliminar
  54. Así que esa imagen que nos muestras es un pan de pizza de tiempos inmemoriales. ¡Caramba! Lo que hace la lava, como ha fosilizado un pan.

    Sabía lo del origen de la pizza Margarita, y además lo utilicé en una unidad con un grupo de alumnos, hablando sobre comida rápida, ahí donde tan injustamente está ubicada la pizza. Porque de rápida no tiene nada, y de poco saludable, calificativo que quieras o no va en el paquete según muchos, tampoco.

    No hay duda de que una buena salsa de tomate lo hace todo, y en todos los platos. Lo mismo que una auténtica mozzarella, y no la de vaca, que es la más usual.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  55. Me quedo con la tuya, tan tiernecita...

    ResponderEliminar
  56. Muy interesante la historia del origen de la pizza, me ha encantado!! La pizza te ha quedado estupenda. Besitos.

    ResponderEliminar
  57. Interesante historia...pizza muy sencilla y realmente apetitosa!! felicidades!!

    ResponderEliminar
  58. Cuanto sabian los antiguos!!!!!
    Que cosas tan ricas nos traes!!!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  59. Me ha encantado toda la historia de la pizza. A mi me gustan cada vez con menos ingredientes. Esta que has preparado hoy la tomo a veces en un restauranta al lado de casa. Lleva estos ingredientes más unos piñones salpicados por encima y unas gotitas de aceite picante...está de miedo, la llaman pizza deluxe y se ha convertido en mi preferida. Voy a buscar esos ingredientes maravillosos que nos indicas para hacerla en casa. Chao bambina!

    ResponderEliminar
  60. Vaya, qué interesante post. Recuerdo las panaderías de Pompeya, una pasada, pero no vi ese pan en el museo, qué pena.
    Una pregunta ¿cómo haces para que el agua de la mozzarela no te empape la masa? Se ve muy buena.
    Saludos

    ResponderEliminar
  61. Que cantidad de información! Adoro la pizza y creo que queda mejor cuando usamos muzzarella de primera calidad. La tuya se ve deliciooooosa!
    Cariños

    ResponderEliminar
  62. Me encanta la pizza y esta tuya, con estos ingredientes tiene que estar deliciosa.
    Me encanta la información que das siempre.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  63. Muy interesante la historia de la pizza. Si tu supieras...
    La tienda esa desde luego que no es para mi. Jjjj... y no sé si decirle a mi amorsote nada que puede acabar con la economia familiar. ¡Con lo que le gusta el queso!.
    Besitos y a votarrrr...
    ;-D

    ResponderEliminar
  64. Ultimamente, entrar en tu blog, es un disfrute por partida doble... esos pasesos por la historia y las delicias gastronómicas con que nos regalas.

    ResponderEliminar
  65. Está claro que sobra, por algún sitio, una "s". las prisas

    ResponderEliminar
  66. Que interesante! Y que pizza tan jugosa, será la "primera" pero no la ultima.

    ResponderEliminar
  67. qué curiosa la historia de la pizza, y los americanos "atribuyéndosela"!!!
    ay! que exquisiteces que tienen en esta tienda on line, me resisto pero , un día de éstos caeré en la tentanción!!

    ResponderEliminar
  68. Hace poco les hablaba a mis alumnos de Catón el Viejo, lástima no haber mencionado que fue el "inventor" de la pizza... De esto seguroq ue se acuerdan! Jaja!
    Por cierto, tiene una pinta divina!

    Besos!
    Anna

    ResponderEliminar
  69. Muy interesante la historia de la pizza!!Eres un pozo de sabiduría!
    Tu pizza genial,no me importaba merendarme un trocito...o dos.

    Un besazo guapa

    ResponderEliminar
  70. Una vez más un post interesante por la introducción, la receta ( genial) y la información de compras.
    Un abrazo muy fuerte y feliz nueva semana

    Cecilia

    ResponderEliminar
  71. Una intruduccion muy interesante.
    La masa la haces exactamente como yo y la verdad es que esta muy rica.Lo que a mi me falta es ese estupedo queso italiano que le pones.

    Un beso

    ResponderEliminar
  72. Hay que ver todo lo que aprendemos contigo, de una forma amena. La pizza con estos ingredientes de primera es un lujo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  73. en casa, mis chicos ni se plantean que la pizza tenga tanta historia, simplemente la devoran , jajaja como harían con la tuya sin duda alguna.
    Pero a mi me ha encantado leer sus orígenes.
    genial !!

    ResponderEliminar
  74. Chi puo dire di no a questa pizza meravigliosa?Nessuno!!!Un bacione!

    ResponderEliminar
  75. Me sorprendieron gratamente las ruinas de Pompeya y guardo especial recuerdo de las panaderias; muy bien conservadas, pese a todo.

    Me gustan las pizzas poco "historieteadas", con pocos ingredientes y muy finitas, y a poder ser con los mejores ingredientes, como la tuya.

    ¡Hasta pronto, Isabel!

    ResponderEliminar
  76. Cuánta historia para una de las comidas más populares del mundo. Me llama la atención que las primeras se hicieran con miel. Me parece una excelente idea para las personas a las que nos gustan las cosas agridulces. Tal vez, pienso, tomate, miel, albahaca y muzzarella... mmmm, no sé, tal vez sea un asco. La que seguro es una delicia es la de tus fotos. A mí me gustan así, bien finitas, con mucho tomate, albahaca y mucho queso. Y también las de anchoas. Me dieron ganas de hacer pizzas, más no así esperar el tiempo de levado, asi que hoy me voy a por un sandwich y el sábado que viene, las hago. Besotes, Isa. Muy buen capítulo de la historia de la gastronomía.

    ResponderEliminar
  77. Mi abuela materna me contó la historia de Pompeya. Y tú nos deleitas con el origen de la pizza y con esta receta.

    Bravissimo. Un beso

    ResponderEliminar
  78. Impresionante intro como siempre Isabel!!! lo que aprendemos contigo no tiene precio!!!

    Y esa pizza que has hecho te ha quedau impresionante! aunque yo cambiaría las hojas de albahaca por unas de laurel! jis jis jis!! entonces si que la habrías bordau! jajajaa!!!

    Besiños salseros amiga!

    Tito! :))

    ResponderEliminar
  79. Lo primero, Que rica la pizza niña!!!!. Me gustan así con masa finita, con tomate, albahaca y muchissimo0o queso... Me ha encantado lo que nos cuentas sobre las primeras que se hicieran con miel, y toda esa introducion que nos hace situarno0os... Me dan ganas de hacer una pizza.
    Un besito0o

    ResponderEliminar
  80. Menuda mala pasada que le gastó el horno a Modesto, eso si como las pizzas que preparaba fuesen como la tuya, murió haciendo una delicia.
    Besitos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  81. Por favor, pero que pintaaaa...!!! acabo de cenar y me la comería entera imagina! jajaj estoy realizando un sorteo en mi blog, por si te interesa!! besos

    ResponderEliminar
  82. me acabas de transportar a pompeya y a Italia con esa historia y ese aroma .

    un besote guapa

    ResponderEliminar
  83. MAdre mia! ¡¡¡qué de cosas nos cuentas!!!. Con esos ingredientes tiene que estar tremenda de buena :))

    Un beso, BeatriZ

    ResponderEliminar
  84. una entrada muy completa, como la pizza, que dice cóooomemeeee que rica!

    ResponderEliminar
  85. Isabel, qué magnifíco recorrido has hecho por la historia de la pizza!!! Me ha encantado la entrada, algunas cosas las conocía, pero otras no. Por eso son tan interesantes estas entradas.
    Desde luego la pizza se ve extraordinaria, con unos poductos de primerísima calidad.
    Te felicito.

    Unbeso,

    ResponderEliminar
  86. Hola,
    Si ya digo yo que si quieres aprender... hay que pasar por tu blog. No tenia ni idea y me parece muy interesante. Viva la pizza!!! Besitos

    ResponderEliminar
  87. Un post magnífico no tenía idea de que la pizza tuviera unos orígenes tan antiguos, aunque en alguna aldea de Africa aún se sigue cociendo una mezcla de harina y agua en piedras calientes...
    La pizza que has preparado se ve riquísima!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  88. Acabas de dejarme flipado con la clase que has dado sobre pizza! FAN TOTAL!

    Besotes
    M.

    ResponderEliminar
  89. Me gustan absolutamente todas! Todas las masas y todos los rellenos! Me pasa igual con la empanada... Bueno, si son caseras, eh?

    ResponderEliminar
  90. Me encanta la pizza! En el tiempo que he estado a dieta, lo que más he encontrado a faltar es la pizza, de verdad!! y es que para mi las pizzas huelen a fin de semana, a tranquilidad... Me imagino que ya la asocio porque es nuestra cena de los viernes y ese momento es mi preferido ;) Besitos.

    ResponderEliminar
  91. Gracias por un artículo tan estupendo!!
    Pero no te perdono la foto de una pizza tan apetitosa!! Qué envidia!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  92. Hola Isabel, conseguì tu blog buscando algunas recetas de hacer con el Moulinex La Baguette y ya tu perteneces a mi colecciòn de Google Reader! Soy napolitano "verace" y original y viendo la foto de la mozzarella, te digo la verdad, me da un poquito lastima. Aparentemente la mozzarella no es fresca porque en la foto se ve que se rompe con faciltad, las mozzarellas frescas, que normalmente se consuman dentro de un dia de su producciòn, deben quedar duras. Pero bueno, efectos de la globalizaciòn... Seguro que la pizza a verla està riquisima, felicitaciones!

    ResponderEliminar