22 de enero de 2011

syllabub de vino blanco y miel


El syllabub, también conocido como sillabub o sillibub, es un postre tradicional inglés muy popular entre los siglos XVI y XIX. Se elabora con leche entera o nata con azúcar ligeramente cortada con vino.
Se remonta a la dinastía Tudor que gobernó Inglaterra entre 1485 y 1603, en sus primeros tiempos era una receta de sidra y leche fresca, y se ordeñaba a la vaca directamente sobre la jarra.
El nombre es la unión de los vocablos, sylla, un vino dulce elaborado en la región de Champagne, Francia y bub, que en jerga isabelina designaba a las bebidas burbujeantes.
En sus comienzos no era un postre, al mezclar la sidra o cualquier otro licor, con la leche, se conseguía un batido espeso y burbujeante con aspecto de capuccino.
En el siglo XIX se crea el batidor de syllabub, un pequeño tanque con émbolo para airear la mezcla y hacerla más burbujeante.
Este postre tan popular ha pasado a ser un gran desconocido; quizá  sea el motivo el hecho de que no encontramos muy atractiva la mezcla de nata o leche con vino. Pero os puedo asegurar que ha resultado una auténtica delicia y un modo espléndido de viajar al pasado a través de los sabores y olores.







Para su elaboración necesitamos (4 copas),

- 3 cucharadas de Brandy.
- 3 cucharadas de vino blanco.
- 600 gr de nata espesa para montar.
- 6 cucharadas de miel clara.
- Fresa, frambuesas, almendras fileteadas, al gusto.


Mezclar el brandy y el vino en un bowl.







Batir la nata hasta que comience a espesar y en ese momento añadir la miel. Batir todo junto unos 15 segundos. Lo he hecho en Thermomix, con mariposa y velocidad 3, ir controlando la mezcla.







Con la máquina en funcionamiento o batiendo sin cesar a mano, ir añadiendo los licores en hilo hasta que espese completamente.








Colocar en las copas y dejar enfriar entre 2 y 3 horas. Servir con la decoración al gusto.














50 comentarios:

  1. Isabel se vé delicioso, aunque a mi eso del vino y el brandy como que no me va mucho pero a mi costi seguro que sí. Mira que voy a aprender contigo y tus entradas, eh! Me encanta!

    Un besooo y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  2. Isabel.Eres una maquina no paras. Tiene una pinta buenisima...Besos

    ResponderEliminar
  3. Gracias por la información...me encanta la historia de los platos...además se ve delicioso y es un buen postre para cualqueir ocasión...
    saludetes gatunos!

    ResponderEliminar
  4. Que postre más rico Isabel, me gusta mucho la combinación y gracias a ti ya se algo más, me encanta la explicación del principio.Besitos y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  5. Isabel, eres fantástica explicadononos historia de cocina!. Este postre en concreto jamas lo habia visto ni oido mencionar!!.

    Me resulta muy atractivo y apetitoso!. parace mentira como la gente cambia y va olvidando platos que peretnecen a su tradicion!!
    Eres un genio cariño!!!
    Esta tarde te escribo ...besitos!!

    ResponderEliminar
  6. No conocía este postre de nombre tan éxotico: syllabub. Me traslada a la época colonial británica en la India.
    El resultado, y esa combinación de ingredientes, no puede ser más irresistiblemente sabroso.

    ResponderEliminar
  7. Pero Isabel, ¿algún día te tomas una naranja de postre?¡no paras! Bsts

    ResponderEliminar
  8. Una excelente cremita, que suavita se ve; es bueno saber siempre su procedencia y su historia y siempre las explicas muy bien.
    besosss guapaaaa
    buen finde

    ResponderEliminar
  9. Isabel, me gusta que des a conocer recetas poco conocidas y que, aunque en su origen fue una bebida, hoy se ha convertido en un postre con historia.
    Yo conocía la receta, pero entre mis ingredientes, tengo el limón como algo fundamental. No sé si será un error o es que existen otras variantes.
    Gracias por tu aportación a la cultura gastronómica y decirte que te ha quedado de cine.
    Besos
    Jorge.

    ResponderEliminar
  10. Muy interesante la historia que describes de este
    postre tradicional inglés, para mí desconocido hasta este momento; tiene que estar delicioso.
    Bicos Marimi

    ResponderEliminar
  11. Qué bonita historia!! Aunque no tomo nada de alcohol, me ha parecido muy interesante lo que nos has contado. Gracias!!

    bessissssssss

    ResponderEliminar
  12. No tenía ni idea de este postre. Se ve riquísimo, tendré que probarlo.
    besitos.

    ResponderEliminar
  13. Todo lo que aprendo contigo.
    Un postre delicioso con historia.
    Besitos.
    ;-D

    ResponderEliminar
  14. Fabulosa la historia y la recuperación de este postre clásico, yo con estos me astengo, porque no pruebo el alcohol desde hace ya muchos años, pero para mi cuñado sería una pasada.

    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Y despues de la historia de este postre ingles, dame ya una cuchara que lo pruebe, que no veas como tiene que estar.

    Un beso
    Afri

    ResponderEliminar
  16. Qué original!
    Que se mejore tu minichef.

    ResponderEliminar
  17. Una combinación curiosa de ingredientes tiene este postre, y por el aspecto que tiene merece la pena probarlo. Gracias por compartir!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  18. Me gusta mucho que nos expliques de donde vienen las preparaciones. Tengo que decirte que esta no la conocía.
    ¡¡¡Lástima que se pierdan las cosas con el tiempo!!! Pero afortunadamente tenemoa a personas como tú, que las recuperan.
    Me ha parecido una delicia. Seguro que sorprende el sabor.
    Besitos,

    Suny

    ResponderEliminar
  19. Que rico por Dios!! No conocía esta receta, pero me parece exquisita. Además que información tan elaborada aportas, genial.

    Besos

    ResponderEliminar
  20. no conocia este postre, me lo anoto porque se ve bien rico

    bsss

    ResponderEliminar
  21. Oole!!! copita y postre dos en uno ;p genial!!!!.
    Una pinta súper apetecible la mezcla de ingredientes,
    Un besazo0o

    ResponderEliminar
  22. Qué original Isabel. No conocía éste postre, pero acabo de comer y me llevo un poco ¿vale?. Me encanta el toque de la miel, y cómo no el del licor jejej.
    De nuevo enhorabuena por tus recetas y tus entradas.
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Vaya, pues sí que es curioso. Tiene que estar muy rico!!

    ResponderEliminar
  24. Isabel, qué historias nos cuentas tan interesantes. La nata con la mezcla de licores tiene que estar muy rica. Además recuperar recetas de antaño es genial!!. un beso y tómate un respiro que no paras .......... Ciao!!!.

    ResponderEliminar
  25. Muy interesante la documentación y muy original el postre.
    Tiene un aspecto delicioso con esa cremosidad, el toque de alcohol y la fruta. Ahora mismo me tomaba uno ;)

    Un beso

    ResponderEliminar
  26. Que original postre, gracias por la receta y por la gran explicación! un beso guapa

    ResponderEliminar
  27. MMMmmmmm.. Fantastico postre !! No me acostare sin saber una cosa mas ;-) Como aprendo con gente como tú.
    Un besote

    ResponderEliminar
  28. pues habrá que hacerlo a si con vino y brandi....no es una combinación que me resulte tentadora....pero me fio de tu buen criterio.
    bexinos y buen finde

    ResponderEliminar
  29. Ummmmmmmmmm que pinta po diooooooooos,seguro esta de muete lenta ,hare un poquito para probar pues no se si conseguire que la nata me quede asi de bien al añadirle el vino y el brandy.
    Bicos mil y feli finde wapa.

    ResponderEliminar
  30. que rico y con la thermo, me lo apunto

    ResponderEliminar
  31. Que delicia más buena,no conocía este postre pero realmente se delicioso,me llevo tu receta,
    Isabel tengo la receta de Requesón en el blog,mira en el índice de recetas y te saldrá de todas maneras te dejo mi email por si necesitas algo,vale?pruébalo está realmente
    rico y se hace en un plis plas¡¡¡¡
    sonbelloquetnou@hotmail.com
    Un beso enorme cielo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  32. Que interesante esta entrada!!cuanto aprendemos contigo.un postre muy original,cuando lo haga ya te contare.bss esther

    ResponderEliminar
  33. Isabel no te he dicho nunca que eres una enciclopedia gastronómica, me encantan tus entradas, que información tan detallada nos das de todo esos riquisimos platos que elaboras me sorpren..........aunque ya no me sorprendes!!!!!!! me he acostumbrado y siempre espero leerte, el postre para quitarse el sombrero. Un besote.

    ResponderEliminar
  34. Ahora que ya empiezan a verse las fresas, este es un postre seguro que delicioso. Yo suelo preparar las fresas con unas gotas de vinagre y luego les añado la nata y nos encanta, de modo que esta versión seguro que en mi casa triunfaría. Esperaré a que las fresas bajen de precio y que adquieran un poco más de sabor, y la pondré en práctica.

    Un besín y buen finde (con la cale a tope ¡¡qué frío!!)

    ResponderEliminar
  35. Muy interesante el comentario, me gustó, y bueno, que decir de esa crema, puf!!! la boca agua, no se ve dificil es probable que lo prueb algún día, peo tengo un problema no tengo thermomix, jajaja.

    ResponderEliminar
  36. vaya postre que te has marcado.me encantan estas copas

    ResponderEliminar
  37. Curioso postre!! Me gusta la mucho la idea. No tardaré en probarlo!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  38. Jooo que rico!! Nunca lo vi antes. Es que nos preparas unas cosas deliciosas!
    Bsos

    ResponderEliminar
  39. La verdad es que no conocía este postre, pero todo lo que lleva me gusta, por lo tanto tiene que estar delicioso!, tiene una pinta espectacular!. Besos!

    ResponderEliminar
  40. Lo que aprendemos contigo cada día, una curiosa cremita que junto a las fresas es toda una tentación.
    Besos.

    ResponderEliminar
  41. pues que facil y que refrescante no?????????? mañana domingo acuérdate q m toca comer en tu casa jaaja un besoooooooooooooooo Isaaaabel

    ResponderEliminar
  42. Debe de tener un sabor riquísimo!!! Y además se ve tan suave. Un sobresaliente.

    Besitos

    ResponderEliminar
  43. No conocía este postre. Me gustó la receta, es sencilla y parece deliciosa y delicada.

    Un bico

    ResponderEliminar
  44. Esto es un verdadero manjar....culinario e historico!!....me encantaria probarlo....se ve delicioso......Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  45. Interesante historia, no veo por qué no ha permanecido en el tiempo esta delicia de postre, que a mi me parece sensacional, ni hablar de las fotografías, que te han quedado preciosas, yo esto lo tengo que probar!! besitos

    ResponderEliminar
  46. Hummmmm dan ganas de probarlo, y las fotos muy buenas. Y como dice el refrán:
    ¡Ningún dí te acostarás sin saber una cosa más! jajajajaja
    Un beso pá ti y otro para el Minichef

    ResponderEliminar
  47. Isabel desde mi blog veo que has puesto una receta nueva de hojaldre pera y vainilla, pero cuando entro en tu blog no está!!!, ¿es problema tuyo o mío?, no me gustaría perderme esa receta!. Besos!

    ResponderEliminar
  48. Nunca te acostarás sin saber algo más!
    Excelente documentación y presentación del postre!
    Hay que probarlo! Desde luego la pinta es bárbara!
    Besos

    ResponderEliminar
  49. Isabel, por favor como te da tiempo a publicar tantas recetas y tan buenas, aún no he hecho el pan, pero como tengo la thermomix intentaré esta primero. Qué rico todo....
    Besitos.

    ResponderEliminar
  50. Leyendo la historia que hay detrás de este postre, nos transportas realmente al pasado medieval. Me puedo imaginar aquellas orgías en las que se permitía de todo, y teniendo en mente la serie "Los Tudor" que dieron en la tele durante el verano, es más fácil hacerse una idea de lo que estoy hablando.

    Lo que evoluciona la cocina. Como ahora el vino es una bebida mucho más consumida que la sidra, ha habido que adaptarla a las demandas modernas.

    Un beso.

    ResponderEliminar